Un trimestre con buenos augurios

Analistas del sector coinciden en que la Argentina se encuentra en el camino correcto hacia la recuperación. Con muchos y variados desafíos por delante, todos los indicios apuntan a que los próximos tres meses serán auspiciosos para el mercado automotor.

Más allá de las vicisitudes en materia de inflación y de otras variables, como la competitividad de nuestros productos y la crisis de Brasil, las nuevas reglas económicas han puesto en marcha un variado abanico de planes y estrategias a lo largo de la industria automotriz, que de administrar deudas pasó a encarar proyectos con inversiones de varios millones de dólares.

Esto se traduce en una gran variedad de presentaciones de nuevos e inéditos modelos, y no sólo de los fabricantes regionales, sino también por parte de los importadores que, entre las restricciones al ingreso de productos (mal que también alcanzó a los autopartistas), la escasez de divisas y los altísimos impuestos internos, tuvieron varios años con muy poca actividad, por no decir prácticamente nula.

En este contexto, es lógico esperar en lo que resta del año algunas modificaciones en cuanto a las preferencias de los compradores. Por ejemplo, muchos de ellos adquirieron en los últimos años las pickups más lujosas, que evitaban el impuesto interno, en reemplazo de los SUV. Con las nuevas normas, es posible que éstos recobren el protagonismo que supieron tener en otras épocas.

Además, los precios siempre en alza hacen pensar a no poca gente que se venden menos autos que en 2015. Sin embargo, más allá de un enero flojo, por la incertidumbre en cuanto a los precios por el reacomodamiento de la economía, lo cierto es que tanto febrero como marzo de 2016 fueron superiores en venta a los mismos meses del año pasado.

En efecto, si bien en enero de 2016 se patentaron 56.511 unidades contra 66.849 de 2015 (- 15%); en febrero de este año se matricularon 47.662 vs. 43.067 en el mismo mes de 2015 (+ 10,7), mientras que en marzo se patentaron 55.814 vehículos, un 13,1% más que en 2015 (49.356). Así, el acumulado del primer trimestre del actual es de 161.584 unidades, 1,7% más que el año pasado, cuando a estas alturas se habían matriculado 158.912 vehículos.

Tras la incertidumbre de diciembre y enero, los especialistas y ejecutivos ven una realidad más auspiciosa. Ojalá eso se traduzca en más producción, el incremento de los puestos de trabajo y en mayores exportaciones.

Fuente: Diario La Nación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>