La industria del GNC le reclamó a Aranguren medidas para paliar la crisis del sector

El ministro de Energía, Juan José Aranguren, se comprometió con las entidades que representan a los distintos segmentos de la industria del GNC a analizar futuras medidas que permitan paliar el reacomodamiento tarifario del gas.

Los representantes de la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos y Afines, la Cámara de Expendedores de Gas Natural Comprimido y la Cámara Argentina de GNC, expresaron su “optimismo” por el encuentro desarrollado esta tarde en la cartera energética. “Si bien no salimos con ninguna decisión concreta, somos optimistas con lo hablado con el ministro y esperamos que en la próxima reunión acordada para dentro de un mes tengamos algunas novedades que ayuden al sector a salir de las actuales dificultades”, dijo a Télam uno de los participantes del encuentro.

En el diálogo de “alto contenido técnico”, el funcionario “se comprometió a revisar algunos aspectos de los hablados, a revisar a futuro el impacto del reordenamiento tarifario para el sector e incluso a trabajar con otros ministerios para abordar el tema de los fabricante de equipos que están con problemas”. 

Los empresarios coincidieron con el ministro “en la necesidad de defender las fuentes de trabajo, pero sobre todo aseguró que el GNC va a seguir siendo el combustible alternativo para el parque automotor, como lo es hasta hoy”, explicó la fuente. En ese sentido, Aranguren enfatizó la importancia de “la utilización más racional del gas natural, entendiendo que el GNC tiene una justificada relevancia que se debe mantener, para lo cual es necesario encontrar un punto de equilibrio”.

En la reunión, el ministro justificó las medidas adoptadas, tras escuchar los planteos de los empresarios del sector pero “se comprometió a revisar los temas planteados junto con el Ministerio de Producción, a fin de evaluar la posibilidad de introducir alguna reforma o modificación que funcione como paliativo ante el reacomodamiento tarifario”.

El sector viene alertando desde hace semanas el impacto del aumento de las tarifas de gas y su repercusión en la nueva estructura de costos, la rentabilidad de las estaciones de servicio, la sostenibilidad de los puestos de trabajo y la caída de las ventas. En este último punto se destaca que la reducción de las diferencias de costos con las naftas y el gasoil afectó las ventas de las estaciones de GNC y disminuyó sensiblemente las conversiones de los vehículos, lo que afectó a la baja al negocio del equipamiento.

Fuente: Jornada Online

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>