El “scoring” bajo la lupa: pocas sanciones, aún menos controles

Seguridad vial. En cinco años hubo 184.940 conductores que perdieron puntos. Los especialistas creen que es insuficiente y en la Ciudad estudian cambios, como sumar más agentes de tránsito al control.

En los últimos cinco años, 651 personas perdieron su registro de conductor por haber tenido más de 20 puntos de descuento en el sistema de scoring. La cifra, que da un promedio de casi 11 personas por mes, puede parecer auspiciosa para algunos, pero está muy lejos de los parámetros internacionales. Por eso, especialistas en seguridad vial aseguran que el scoring es un buen sistema pero que se puede mejorar mucho más, y en el Gobierno porteño ya piensan algunos cambios.

A cada conductor con licencia tramitada ante el Gobierno porteño se le otorgan 20 puntos, que se van descontando a medida que se comete alguna de las 30 infracciones que los legisladores incluyeron en el sistema.Además de la quita de puntos, el conductor también debe abonar la multa económica. Para las faltas que no figuran en esa lista la única sanción es la económica. 

Dentro de ese esquema, por circular sin cinturón de seguridad o sin el casco en moto sólo quitan dos puntos, mientras que el exceso de velocidad resta cinco o diez puntos según su gravedad. La única falta que borra los 20 puntos de una vez es correr u organizar picadas. Si un infractor alcanzara la quita total de los 20 puntos, quedará provisoriamente inhabilitado para conducir. La escala es la siguiente: la primera vez le quitan el registro por 60 días; la segunda por 180; la tercera por dos años; de la cuarta en adelante se lo inhabilita por cinco años. 

En cualquier caso, el conductor puede realizar un curso de educación vial, que le permite recuperar cuatro de esos puntos. Además, cuando le toque renovar su registro se lo darán por un plazo de validez menor al general, según cuántas veces haya sido inhabilitado. Pero el sistema tiene su lado más tolerante. Cada dos años se recuperan los 20 puntos, y por lo tanto sólo los conductores muy imprudentes son los que corren un riesgo real de quedar inhabilitados.

Así se fueron configurando las estadísticas que hoy maneja la Subsecretaría de Justicia del Gobierno porteño. En los cinco años que lleva vigente el scoring hubo 184.940 personas a las que les quitaron puntos, pero sólo 681 quedaron inhabilitadas (por un promedio de 60 días). Esto tiene dos posibles lecturas: o las sanciones lograron que los automovilistas se cuidaran de cometer faltas a repetición, o bien el sistema fue muy laxo. La gran mayoría de las infracciones fueron por excesos de velocidad.

Las estadísticas sirven para hacer una evaluación del funcionamiento del sistema. Fabián Pons, presidente del Observatorio Vial Latinoamericano, aseguró: “El scoring no es útil en sí mismo si no hay volumen de control. En el caso de la Ciudad, es visiblemente insuficiente la cantidad de controles. Según las estadísticas, el exceso de velocidad, fiscalizado mayoritariamente con radares, se lleva el 84,28% de las multas. Esto demuestra que falta que se realicen más controles manuales, con agentes de tránsito, para otras infracciones. Por ejemplo, es increible que en estos años sólo se hayan hecho 434 multas por no tener casco el conductor o acompañante de motos. Esa cantidad de multas se podrían hacer en un solo día con ocho agentes de tránsito en un solo turno de trabajo”.

Otro especialista, Marcelo Aiello, gerente del Centro de Educación y Seguridad Vial (CESVI), agregó: “España tiene un sistema de scoring hace diez años y ya va por los 177.000 inhabilitados. Es evidente que acá las cifras son muy bajas. El sistema es bueno, pero se podrían mejorar algunas cosas. Y es clave que se empiece a aplicar en la provincia de Buenos Aires, para que haya equidad”. Esta referencia tiene que ver con que la Provincia también aprobó su sistema de scoring, adhiriendo a una ley nacional. Pero nunca la llevó a la práctica. Por lo tanto, a un bonaerense que comete una infracción en suelo porteño no le quitan puntos, como tampoco sufre esa sanción un porteño que lo haga en alguno de los municipios del GBA.

¿Qué dice el Gobierno de la Ciudad? En la Secretaría de Tránsito y Transporte adelantaron que ya comenzaron los trámites para sumar 109 agentes de tránsito y que la idea es llegar a fin de año con 480 altas para sumar 1.500 efectivos. Hoy trabajan 1.050, de los cuales 900 están en las calles y el resto cumple otras tareas. Además, el subsecretario de Justicia de la Ciudad, Jorge Enríquez, le adelantó a Clarín que impulsarán un proyecto en la Legislatura “para que en aquellas faltas donde hoy es necesario identificar al conductor, como el uso del casco, la sanción se pueda aplicar directamente sobre el titular del vehículo, o bien que este identifique a quien estaba manejando”.

Fuente: Diario Clarín

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>