Macri visita Colombia con la mira puesta en el mercado automotor

Se calcula un mercado potencial de 20.000 vehículos. Este intento de apertura es consecuencia directa de la baja de las exportaciones automotores a Brasil, principal socio comercial de nuestro país. A cambio, se importarán más productos colombianos de gama media. 

A partir de la visita que el presidente Mauricio Macri hará a Colombia, en los próximos días, el Gobierno argentino buscará impulsar la ampliación de un acuerdo automotriz, que podría insuflar nuevos aires a la complicada situación por la que atraviesa esta rama de la industria, tanto en la Argentina como en Brasil, su principal socio comercial.

A partir de este convenio, la Argentina podría venderle a Colombia unos 20 mil automoviles, (y pick ups) anuales. En tanto, Colombia podría introducir en el mercado local, sus productos de gama media. Si el acuerdo lograra firmarse en el marco de la inminente visita presidencial, entraría en vigencia a partir de julio, según estiman en la secretaria de Comercio.

Esta negociación que lleva adelante la cartera que conduce Miguel Braun, se enmarca en una politica más amplia del comercio exterior de la gestión macrista, que busca “avanzar en acuerdos internacionales para lograr una mejor inserción en el mundo y atraer nuevas inversiones”. En este contexto, esa dependencia también intentará cerrar nuevos acuerdos, por ejemplo, con Mexico y con la Unión Europea (UE). Si bien, Braun considera que la ratificación de los acuerdos va a demandar unos dos años. ”Luego podremos avanzar más firmemente dentro del Mercosur, que nos da mayor poder de negociación”, señala.

Respecto de la salud de la balanza comercial, una de las fichas oficiales está puesta en China, adonde Braun va  viajar en julio, en el marco de la reunión del G20. Sin bien con el gigante asiático la Argentina no tiene posibilidad de competir, puede adoptar una estrategia defensiva para evitar la competencia desleal y el dúmping.

Frente al argumento de quienes sostienen que la apertura comercial propuesta por el Gobierno podría producir “una invasión de importaciones” en el mercado local que terminen deteriorando la industria nacional, Braun asegura: “Los sectores sensibles (como el calzado o los textiles) no deberían preocuparse. En primer lugar porque están excluídos en esta integración comercial (con la UE), que será lenta y muy a largo plazo, entre 10 y 15 años”, según el funcionario.

 ”Nosotros no vamos a inundar el mercado de importaciones”, aseguran en Comercio. Y muestran que en las primeros cuatro meses del año las importaciones cayeron 5% en comparación con el mismo período del año anterior. Entre otras razones por el débil nivel de la actividad económica, la devaluación en el tipo de cambio oficial, y el descenso de precios internacionales en algunos bienes importados, como la energía.

Fuente: Diario Clarín

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>