Cada vez más autos utilizan xenón no original, prohibido por la ley

Más del 22% del parque automotor en la Ciudad y el Gran Buenos Aires cambian las luces de sus autos por unas de tecnología más avanzada. Sin embargo, no saben que además de encandilar y aumentar la inseguridad, es antirreglamentario.

xenon3

Por estar a tono con la moda o por una “cuestión de estética”, cada vez más conductores cambian las luces originales de sus vehículos por otras de tecnología más avanzada. Sin embargo, muchas veces por desconocimiento, quienes deciden hacerlo no saben que la alteración no está permitida por la ley, además de ser un riesgo ya que produce encandilamiento.

Los datos fueron revelados por CESVI en el marco del mes de la Seguridad Vial, a través de un estudio que identificó que el 22% de los autos en la Ciudad y el Gran Buenos Aires usan luces de xenón alternativos. “Nuestro equipo detectó una gran cantidad de vehículos que cuentan con kit de faros de xenón no originales de fábrica. Pero lo más grave es que la mayoría de esos conductores desconoce los peligros que esa práctica inadecuada encierra. Un dato concreto refleja el cuadro de situación: si un auto circula con xenón no originales, los vehículos que transiten en sentido contrario o delante de él se verán encandilados y enceguecidos“, comentó Gustavo Brambati, subgerente de Seguridad Vial de CESVI Argentina.

De la suma total de los autos observados entre Capital y Provincia, se desprende que los autos con equipo lumínico de xenón no original alcanzan una cifra casi seis veces superior a la de los autos que circulan con este sistema de fábrica. La muestra se realizó sobre un total de 1.044 casos. En el ámbito de CABA se observó que el 83,3% tiene iluminación halógena, un 3,6% lleva instaladas luces de xenón de fábrica y el 13,1% posee el kit alternativo. La realidad en el conurbano bonaerense marca que el 33,7% de vehículos circula con la iluminación alterada, mientras que solo un 3,9% transita con luces de xenón de fábrica. Y el 62,4% restante cuenta con iluminación halógena.

“Desde CESVI siempre destacamos la importancia de conservar la originalidad del vehículo, respetar las propiedades que provienen de fábrica y los parámetros con los que fue configurado por la marca. A lo largo del tiempo hemos abordado la problemática y los riesgos que implica el tunning o el agregado de accesorios sin respetar lo que indica el fabricante. Y sabemos claramente que de esa manera se pueden alterar condiciones del vehículo que inciden directamente en la seguridad”, agregó Marcelo Aiello, gerente General de CESVI ARGENTINA.

El encandilamiento no es un tema menor para la siniestralidad vial, teniendo en cuenta que el conductor recibe el 90% de la información por medio de los ojos. Que un vehículo con luces de xenón no originales atraviese una loma de burro, se cruce de frente a otro en una ruta o se aproxime por detrás de otro automóvil puede generar deslumbramiento y, a consecuencia de esto, un siniestro. Luego de esta desorientación, la persona tendrá una lenta recuperación de las funciones visuales, en un tiempo máximo de 50 segundos, lo que a una velocidad de 120 km/h significa recorrer 1666 metros sin plenitud de las facultades visuales.

Las lámparas de xenón originales tienen varias ventajas frente a las halógenas: iluminan más, tienen una mayor vida útil y un menor consumo. Además, no encandilan porque cuentan con un sistema de regulación automática de altura que funciona a través de la inclinación que posee la carrocería en su eje longitudinal. Si el baúl está muy cargado o poco, si viajan muchas personas o solo el conductor, el vehículo regulará la altura de las luces para evitar encandilar a los que transitan de frente y, por otro lado, mejorará la visión del conductor.

En contraposición, si se instala el kit de xenón en ópticas diseñadas para lámparas halógenas, el efecto será totalmente opuesto: se conseguirá deslumbrar, la visibilidad será incluso menor, y la vida útil de la óptica se verá afectada ya que el recubrimiento interior no está preparado para tolerar la temperatura de los faros de xenón. Además, no funcionará de manera dinámica regulando su altura.

En Internet muchos comerciantes utilizan como argumento de venta la posibilidad de incluir en el automóvil algo que parece reservado solo para los vehículos de alta gama. El kit de xenón se ofrece desde $ 400 hasta $5.000, según el modelo de auto. Solo en 2015 se vendieron 52.181 kit de xenón a través de un único sitio de comercio electrónico, Mercado Libre, que posee 549 vendedores que ofrecen estos productos.

Se debe tener en cuenta que al reemplazar las lámparas de una óptica halógena por una lámpara de xenón se están cambiando las condiciones de originalidad del vehículo y esto está prohibido por la legislación vigente. La Ley Nacional de Tránsito 24.449 establece que los faros delanteros deben ser de luz blanca o amarilla en no más de dos pares, con alta y baja, ésta de proyección asimétrica. Y que queda prohibido a cualquier vehículo colocar o usar otros faros o luces que no sean los taxativamente establecidos en esta ley, salvo el agregado de hasta dos luces rompeniebla y, sólo en vías de tierra, el uso de faros buscahuellas. Por su parte, se establece que “cada dispositivo de iluminación o de señalización debe utilizar el tipo de lámpara conforme a las indicaciones del fabricante del dispositivo o del vehículo”.

Fuente: iProfesional

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>