La voracidad fiscal sobre los automotores

El Estado argentino utiliza a los automóviles como un medio de recaudación fiscal para situaciones de emergencia (y no tanto). La consecuencia de este tipo de políticas, común a gobiernos de cualquier partido, es el encarecimiento de los vehículos, con el consiguiente perjuicio para compradores y vendedores.

Hace pocos días, la Intendencia de La Plata envió al Concejo Deliberante de dicha ciudad un proyecto de reforma tributaria que incluye un gravamen municipal extra del 0,5% para aplicar a todas las compras de vehículos de hasta diez años de antigüedad, más los OKM. ¿El objetivo declarado? Recaudar 30 millones de pesos anuales “para el mantenimiento de calles y señales”; aunque desde hace 20 años se cobra ahí la Contribución Especial por Pavimento y Vereda: 15% sobre la Tasa SUM (Servicios Urbanos Municipales).

La noticia viene a cuento de un recurso siempre a mano de las autoridades de todos los niveles: cobrar más impuestos sobre los vehículos. Sin juzgar dónde van realmente los fondos (mejor no hacerlo), se han fijado gravámenes en el nombre de necesidades, válidas y urgentes, pero que poco tienen que ver con poseer un automóvil.

Ejemplos: el “Impuesto de emergencia (nunca dejan de serlo) sobre los automotores, motocicletas, embarcaciones y aeronaves para el Fondo Nacional de Incentivo Docente” (Ley 25.053, del 13 de mayo de 1999). O el Fondo Subte porteño (Ley 4472 de diciembre de 2012) creado con objeto de financiar “la prestación y mejora del Servicio de Subterráneos y Premetro”, que grava a los “automóviles de alta gama con valuaciones superiores a los $ 150.000″ (hoy, incluye a casi todos).

Con estos impuestos y los que gravan el combustible (el Estado se lleva el 50% del valor de cada litro); más los peajes, que suben para “desalentar el uso del automóvil”; los valores del patentamiento; más otros impuestos indirectos, las VTV y el grabado de autopartes (en la práctica, sólo un medio de recaudación más), tener un vehículo en la Argentina es casi un castigo.

Fuente: Diario La Nación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>