Adaptarse a los nuevos paradigmas

Más allá del revuelo que causó en su arribo al país, el caso Uber nos dejó varias enseñanzas sobre como debemos lidiar con los avances tecnológicos en el mercado del transporte de pasajeros.

Tratar de frenar los avances tecnológicos es una misión imposible. Nos podemos adaptar, las podemos regular, pero oponerse es imposible. Lo primero que puso en evidencia la llegada de Uber fue el vacío legal que teníamos sobre la materia, tanto en la Ciudad de Buenos Aires como en el país. Sin embargo, a nivel mundial, no son pocas las ciudades que han regulado la actividad de las empresas que gestionan este tipo de apps. Entre ellas, Toronto, Chicago, Miami, Ciudad de México, San Pablo y Canberra.

En segundo lugar nos dimos cuenta que hay otras formas de solicitar un medio de transporte, otras formas de pagarlo, otras formas de mejorar la seguridad y otras formas de brindar servicios basándonos en la tecnología que tenemos disponible. Sin duda, Uber es la nave insignia, pero seguramente no tardarán en llegar otros jugadores que compiten con ella provenientes de Europa y Asia.

Escuchamos argumentos de los taxistas, que sin duda son los más preocupados, tales como que estas empresas generan “inseguridad vial”, ello basado en la hipotética falta de la VTV. La solución está cerca, ya que a partir del 1° de agosto se implementa la VTV en la Ciudad de Buenos Aires. También se mencionó la licencia de conducir profesional, el seguro para el transporte de pasajeros y algunas otras cosas que se subsanarían rápidamente legislando y regulando el trabajo de estos nuevos actores que aparecen sobre el pavimento de Buenos Aires y, tal vez, de otras ciudades del país.

Tampoco hay que olvidarse de otros jugadores muy importantes, que se sienten tocados en sus intereses; entre ellos los sindicatos al ver cómo cambian y se alteran los paradigmas, rompiendo el status quo. Parafraseando a Joel Barker, cuando se cambian los paradigmas todos volvemos al punto de partida y se inicia una nueva competencia. Los nuevos paradigmas en general traen progreso, por lo que no hay que combatirlos sino adaptarse.

Fuente: Diario La Nación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>