Infierno rutero: hasta 12 horas para volver de la Costa

Las mayores complicaciones ocurrieron en la ruta 11 y en la Autovía 2. En muchos tramos, los autos iban a 40 km/h.

El difícil regreso a casa: las rutas fueron un infierno y llevó medio día volver de la Costa

Las buenas historias no siempre tienen finales dulces. Eso ocurrió con los miles de turistas que, en el cierre de la temporada de verano, disfrutaron de uno de los fines de semanas largos más exitosos de los últimos años en la Costa Atlántica. Es que este martes degustaron el sabor amargo del regreso, que se vio complicado por las demoras en las principales vías de acceso a la Ciudad: en muchos tramos de las rutas 2, 11, 56 y 63 los vehículos no pasaban de los 40 km/h. Así, algunos turistas tardaron entre 10 y 12 horas para llegar a destino.

El feriado XL, el único de 2017, tuvo de todo: lluvia, días soleados y horas frente al mar. Según Aubasa, que tiene control sobre la Autovía 2, entre el viernes y el sábado pasaron hacia la Costa 89.300 vehículos por el peaje de Samborombón, casi un 10% más que para la misma época del año pasado. La consecuencia fue una saturación de los caminos de regreso, que coincidió además con el final de febrero y de las vacaciones.

El operativo retorno comenzó temprano e incluso un día antes. Para el anochecer del lunes ya se habían vuelto unos 31.500 automóviles. Faltaban dos tercios, que debían salir todos juntos hoy y eso provocó demoras, trastornos y una infinita variedad de irregularidades de los más impacientes. En extensos tramos de las rutas se observaban decenas de coches que sobrepasaban por las banquinas o hacían otras maniobras riesgosas.

Las mayores complicaciones se vieron en la ruta 11, donde los autos circularon a paso de hombre entre Santa Teresita y General Conesa. “El problema es que te pasan todos por la banquina, se acumulan todos adelante y vos seguís en el mismo lugar”, se quejaba Cristina Pérez (54), que tardó siete horas para llegar a Chascomús desde Mar del Tuyú y todavía tenía dos horas hasta Morón.

También hubo importantes demoras en la ruta 2, sobre todo después del anochecer. Allí, en las primeras horas de la tarde, el tránsito se detuvo cerca de una hora a la altura de Lezama, en el kilómetro 156, luego de que un auto se prendiera fuego. “Apenas salimos agarramos la 56, pero la vimos tan cargada que retomamos y nos fuimos por la 74. Pensamos que sería peor por la cantidad de gente que vimos allá”, contó Rodrigo Martínez que venía de pasar el fin de semana largo en Pinamar con amigos. A la noche resultaba complejo el ingreso a la Capital por la autopista La Plata-Buenos Aires. Desde Etcheverry hasta la bajada de la Avenida 9 de Julio, el tránsito era lento y en algunos sectores los autos parecían estar estacionados.

Los operadores turísticos tuvieron una sabrosa sorpresa de Carnaval: ocupación total. En las redes sociales se contaron decenas de historias de turistas que pasaron la noche en los autos o que recorrieron varias localidades hasta conseguir una habitación. Pasó en el Partido de La Costa, en Cariló o en balnearios más alejados como Tres Arroyos, Claromecó, Orense y Reta.

Ahora que termina la temporada, la empresa comenzará con las obras que intentarán atenuar los inconvenientes de estos fines de semana cargados de vehículos. La más emblemática es la construcción de una doble calzada en el tramo que va de General Conesa a San Clemente y que se iniciará en el segundo trimestre de 2017. Por otra parte, en etapas posteriores está previsto la construcción de un doble carril entre Villa Gesell y Mar Chiquita y la repavimentación total de la ruta 2.

También colapsó la autopista Buenos Aires-Cañuelas, paso obligado para los que volvieron por la ruta 3: volcó un camión y el tránsito quedó detenido una hora. Además, hubo demoras a la altura de Zárate, ya que las rutas 12 y 14 estaban muy cargadas por el regreso de los turistas desde el Litoral, Brasil y Uruguay.

Un escenario similar se vivió en la cordillera mendocina, donde la lluvia volvió más lento el tránsito desde Chile. Entre el viernes y ayer, fueron cerca de 40 mil los viajeros a Santiago y las playas de la Quinta de Región para el feriado de Carnaval. Muchas familias aprovecharon para hacer las compras en indumentaria y útiles escolares que en el país trasandino se consiguen a la mitad de precio.

Fuente: Diario Clarín

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>