Microcentro: entran 61% menos de autos y ahora suman grúas para llevarse motos

Nuevos controles en la zona. Al reconocimiento electrónico de patentes le agregan desde el jueves el acarreo de motos. Por día entran unas 4.000 y hay en promedio 301 multas diarias por mal estacionamiento.

Microcentro: entran 61% menos de autos y ahora suman grúas para llevarse motos

En el último año, la cantidad de autos que ingresa al microcentro bajó un 61% y, según anunció el Gobierno porteño, el próximo paso será llevarse las motos mal estacionadas. La Secretaría de Transporte anticipó que, a partir del próximo jueves, tres grúas recorrerán el área entre las avenidas Córdoba, Leandro N. Alem, Avenida de Mayo y Carlos Pellegrini para acarrear las que estén en lugares indebidos. La medida forma parte de un plan para ordenar el tránsito y darle más seguridad al millón de peatones que transitan la zona.

Según las estadísticas oficiales, unas 4.000 motos ingresan diariamente al microcentro. El 75% estaciona en lugares no permitidos y, cada día, los agentes de control de tránsito labran un promedio de 301 multas por esa infracción. La sanción es de $ 1.040, pero trepa a $ 2.080 si la moto está sobre la vereda o en un área peatonal. Y dentro de una semana, según anunció la Secretaría de Transporte porteña, además de labrar el acta se llevarán las motos. Especialmente, según trascendió, las que pasan varias horas estacionadas en lugares prohibidos. El servicio será prestado por el Gobierno de la Ciudad y, si bien los infractores deberán pagar la multa, no abonarán el acarreo.

Las grúas recorrerán la misma zona donde rige la restricción para el ingreso de automóviles, aunque no se descarta que más adelante trabajen en otras áreas. Fueron armadas sobre camiones OKM y son más angostas que las convencionales para poder moverse con facilidad por las calles céntricas, que no superan los 3,80 metros de ancho. Cada una cuenta con un brazo hidráulico giratorio que, impulsado por un sistema eléctrico, puede extenderse hasta 9 metros para alcanzar su objetivo y levantar hasta 790 kilos. Mientras, su caja de carga tiene capacidad para 4.000 kilos o cinco motos. En cada grúa irán tres agentes de tránsito: uno la conducirá y los otros dos asegurarán la moto y harán el acta.

“Nos estamos enfocando en el ordenamiento de las calles de convivencia, para que todos puedan disfrutar de moverse por el centro porteño”, destacó Juan José Mendez, secretario de Transporte de la Ciudad.

Ayer, en un playón de Barracas, mostraron cómo será el operativo. Dos agentes sujetaron una moto con lingas desde la horquilla y la parte trasera. Después, la engancharon al brazo de la grúa, que la izó. Uno de los operarios la fue guiando hasta posicionarla sobre el camión, donde la fijaron a unos anclajes. Todo el procedimiento duró cinco minutos, aunque en calles o veredas con obstáculos y gente transitando podría llevar más tiempo. Si en ese lapso aparece el dueño de la moto, se la devolverán, aunque igual le labrarán la multa. Según los cálculos oficiales, entre las tres grúas podrán acarrear 15 motos por hora.

Los agentes dejarán un sticker sobre la vereda avisando que la moto fue removida e indicando a dónde hay que ir a buscarla. Habrá dos playas de acarreo, una en Avenida Sarmiento y Rafael Obligado, en Palermo, y otra en Herrera 2116, Barracas. Para retirar la moto, el infractor deberá presentarse de lunes a viernes de 9 a 19 y los fines de semana y feriados de 9 a 13, con su licencia de conducir, la cédula de identificación del vehículo y el seguro al día.

En Transporte explican que en el microcentro existen sitios especialmente señalizados para estacionar motos legalmente, 27 de los cuales están sobre la calzada y otros 16 sobre las veredas. Entre todos ofrecen 1.000 plazas de estacionamiento. La otra opción son los garajes, que por ley a las motos les pueden cobrar el 30% de la tarifa para un automóvil.

El objetivo oficial es que la zona más céntrica de la Ciudad sea más amigable para los peatones. Para lograrlo, desde 2011 aplicó una restricción de ingreso de automóviles que rige los días hábiles, de 11 a 16. Los únicos que pueden entrar son los taxistas y los automovilistas con cocheras en la zona que hayan tramitado un permiso especial, además de los vehículos de emergencia. La multa por ingreso indebido es de $ 1.040.

Desde que se aplica la veda, hubo una baja del 86% en la cantidad de vehículos que entran al microcentro. Y desde el 15 febrero de 2016 al 14 de febrero de este año, se registró una disminución del 61%: de 5.502 vehículos diarios se pasó a 2.121. Mientras, la cantidad de vehículos que ingresa en infracción disminuyó un 50%, de 1.566 por día a 784. El motivo es que hace un año se implementó un Sistema de Reconocimiento Electrónico de Patentes (LPR), que permite verificar en tiempo real y en forma automática que los autos que ingresan cuenten con el permiso obligatorio.

Fuente: Diario Clarín

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>