Las cubiertas, pieza clave al viajar en auto

Algunas recomendaciones para transitar las rutas sin contratiempos. Entre ellas, los expertos remarcan la importancia de balancear los nuevos neumáticos antes de su estreno.

Cubiertas, piezas clave al viajar en auto

Con el propósito de optimizar el viaje en auto y minimizar los riesgos, la empresa Bridgestone difundió una serie de recomendaciones vinculadas con el control de los neumáticos. Entre esas claves a tener muy en cuenta se destaca la advertencia de que, en caso de incorporar al vehículo un modelo de neumático de una medida diferente a las restantes, podría perderse el confort de la marcha, lo que provocaría una modificación en la lectura del velocímetro y un aumento en el consumo de combustible.

También es fundamental respetar el índice de carga y velocidad, un código formado por números y letras que determina la carga máxima y la velocidad que la cubierta puede soportar según la presión establecida. Además, si el neumático porta el símbolo de tres picos significa que es apto para utilizar sobre la calzada cubierta de hielo y nieve. El indicador de desgaste TWI (Tred Wear Indicator) señala el momento en que la cubierta debe ser reemplazada: el desgaste máximo admitido por ley es de 1,6 milímetro de profundidad de estría.

“Los neumáticos -subrayan desde Bridgestone- se cuentan entre los elementos de seguridad más importantes de los vehículos porque son las únicas piezas que tienen un contacto directo con el suelo. Por eso, hacer la elección correcta ayuda a un mejor funcionamiento del auto, a extender la vida útil del neumático y, sobre todo, a prevenir accidentes”. Por su parte, el manual “Neumáticos: seguridad, prevención y uso de un elemento clave del vehículo”, publicado por la Cámara de la Industria del Neumático en su página web www.cin.org.ar, aconseja controlar la presión del inflado, sólamente con los neumáticos fríos, al menos una vez por mes.

En cuanto al momento indicado para cambiar las cubiertas (e indefectiblemente balancear los neumáticos nuevos), la decisión debe tomarse sin dilaciones cuando se verifican daños en la goma, desgastes irregulares, desgarros, piedras u otros objetos incrustados en la banda de rodamiento, pérdida de presión, indicadores de desgaste al nivel de la superficie y daños o deformaciones en llantas o válvulas. La Cámara de la Industria del Neumático insiste en señalar que la distancia de frenado que requiere un automóvil con neumáticos gastados es casi el doble comparada con la brindada por las cubiertas nuevas.

Para el Automóvil Club Argentino, “como norma general conviene que todos los neumáticos sean del mismo tipo y, mejor aún, de igual marca tamaño y dibujo”, aunque “es aceptable el uso de cubiertas radiales atrás y comunes adelante. Por el contrario, es peligroso el uso de cubiertas diferentes en el mismo eje, por su distinto comportamiento en las curvas”.

Fuente: Diario Clarín

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>