Combis más caras: subieron 20% y hay pasajeros que gastan hasta $180 por día

El aumento los sufren los servicios que utilizan los accesos Norte y Oeste por el alza en los peajes. Desde la cámara que nuclea a las empresas piden pagar una tarifa diferencial.

Combis más caras: subieron 20% y hay pasajeros que gastan hasta $ 180 por día

Este año todavía no aumentaron los colectivos ni los trenes, pero otro transporte sí se encareció. Los servicios de combis que diariamente transportan a cerca de 150.000 personas entre el Conurbano y la Capital Federal, subieron un 20% en las últimas semanas. La inflación en general, el salto de los combustibles en particular, pero sobre todo la fuerte suba en los peajes explican el incremento.

En las boleterías de la terminal subterránea de combis que queda frente al Obelisco queda claro el cambio. En varias casillas los carteles muestran que los nuevos cuadros tarifarios corren desde fines de febrero o principios de marzo, según cada caso. Hoy, una chequera de 40 viajes, para los pasajeros frecuentes, cuesta hasta unos $3.600, a razón de $180 por día si se viaja ida y vuelta. Los pasajes sueltos cuestan $100, en promedio.

“Hubo aumentos del 20% en las empresas que deben circular por autopista, como la Panamericana o el Acceso Oeste. En las que vienen del sur por Hipólito Yrigoyen, por ejemplo, no hubo cambios. Nos afectó la suba de peajes sobre todo con las nuevas tarifas para las horas pico, que es justamente cuando más trabajamos. Por eso estamos charlando con autoridades nacionales y porteñas para ver si podemos tener un peaje diferencial”, aseguró Luis Brisighelli, presidente de la Cámara de Empresas de Transporte Ocasional (CETO). La referencia a los peajes tiene que ver con que desde mediados de febrero hubo subas de hasta el 83% en las autopistas porteñas y de hasta el 100% en los accesos a la Ciudad, donde además se establecieron nuevas horas “Congestión”, “Pico” y “Valle”, con precios diferenciados.

El otro costo que presionó para una suba de las tarifas fue el combustible, que se encareció un 8% en enero. Las combis son un servicio completamente libre, sin ningún subsidio en las naftas, la renovación de los vehículos o el precio de los boletos. Y cómo hay muchas empresas que cubren los distintos ramales, todos deben competir con puntualidad, coches en buen estado, aire acondicionado y otros servicios.

Para los usuarios, la suba es otro golpe al bolsillo. “Todo se va sumando. Da bronca, pero muchas opciones no me quedan. Tengo que venir a Tribunales pero por suerte no todos los días. El tema es que en colectivo o tren tardaría mucho más”, comentó Graciela Menéndez en la terminal del Obelisco, mientras esperaba un servicio hacia Castelar. Según informaron en la CETO, la cantidad de pasajeros cayó un 15% desde mayo de 2015 hasta el año pasado, pero en los últimos meses recuperó un 3%, aproximadamente.

Así, unas 150.000 personas todos los días vienen desde el GBA al centro. Unas 65.000 usan la terminal del Obelisco, otras 25.000 la de Puerto Madero y el resto sube y baja en diferentes paradas, como las que quedan en Callao y Mitre o en Coronel Díaz y Santa Fe. Para mucha gente, las combis son casi la única opción. Viajar en auto puede costar hasta $ 555 por día. Los colectivos y trenes son más económicos, pero se viaja mal y se tarda mucho: una combinación de colectivo a la estación, tren a Once y subte desde la zona oeste al centro, por ejemplo, puede demandar más una hora y media de traslado.

Las combis son un servicio que creció mucho desde los ’90 y que en los últimos años se fue ordenando. Ayudó bastante la apertura de las dos terminales: la del Obelisco opera desde julio de 2013 y ya mueve 550 vehículos de 21 empresas, mientras que la de Puerto Madero, detrás del Luna Park, abrió en agosto de 2015 y ya cuenta con un flujo diario de 200 vehículos de 16 firmas. Para operar allí, las empresas deben estar habilitadas por la CNRT. Antes, todas paraban en las calles, por ejemplo en los alrededores del teatro Colón o del Obelisco, y el caos era cotidiano.

El lado positivo de las combis es que, en la medida que sean un servicio accesible, reemplazan a varios autos particulares, porque en cada vehículo pueden venir 19 pasajeros. El lado negativo es que, pese a los controles, siguen existiendo numerosas combis truchas, sin medidas de seguridad ni servicios confiables, aunque lógicamente más baratos.

Fuente: Diario Clarín

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>