Aranguren y las petroleras acuerdan aumento en la nafta

El precio de los combustibles subirá un 6% desde mañana. Así lo arreglaron las petroleras con el ministro de Energía y Minería, Juan José Aranguren, que anunciaría hoy una serie de reformas en la industria. El litro de nafta súper pasaría a costar $ 13,79. En marzo aplicarían más reajustes, que oscilarán entre el 6% y el 8%.

Las compañías querían certezas sobre el comportamiento del sector para todo el año. “Tenemos que ir normalizando el sector”, les expresó el ministro a los ejecutivos. Les habló de un dólar promedio de $ 14,50, que quizás llegue a $ 15 hacia fines de año. Las petroleras también aplicarán otro aumento en marzo, estimado entre 6% y 8%. En febrero, el Ministerio de Energía debe atravesar el “sinceramiento tarifario”, es decir la quita de subsidios a la luz y el gas.

El incremento en los importes se debe a que el petróleo crudo que las compañías convierten en combustibles está valuado en dólares. Tras el fin del cepo cambiario, el peso se depreció más de un 27% frente a la moneda estadounidense. El petróleo crudo de mayor calidad, que se venía pagando US$ 77 bajará a US$ 67,5. Mientras que el de otras cuencas, que se abonaba US$ 61 disminuirá a US$ 54,9. Con estos cambios, las refinadoras –como YPF, Shell, Axion, Refinor, Oil, Petrobras– afrontarán menores costos en dólares, pero mayores en pesos como consecuencia de la devaluación. El aumento de 6% en enero y el de 7%-8% en marzo no alcanzaría para compensar el nuevo valor del dólar. Por eso, habrá más aumentos durante el resto del año.

En 2015, las naftas subieron 15%. El litro de nafta súper de YPF pasó de $ 11,30 a $ 13,01. Con el incremento previsto para mañana, la súper pasaría a $ 13,79. El incremento del 6% es promedio. Algunos combustibles quizás suban más (como la nafta premium) y otros menos, como el gasoil. La baja del precio del crudo en dólares será firmada por el Gobierno nacional, las empresas, los provincias y los sindicatos. Habrá revisiones trimestrales para observar el funcionamiento del sector.

El objetivo de mediano plazo de Aranguren es que el precio del petróleo en el país no esté acordado por el Gobierno, sino que sea por libre oferta y demanda. “Eso sucederá cuando los precios internacionales vayan convergiendo con los locales”, definió. A menos que haya un cambio de último momento, el Gobierno desestimaría la idea de pagar un adicional de US$ 3 por cada barril exportado, algo que hizo la gestión anterior. A US$ 37 por barril, las empresas dicen que no tienen estímulos para nueva inversión exploratoria.

El Gobierno publicó ayer la derogación del decreto 1272, que facultaba a una comisión (conformada por el Ministerio de Planificación y una Secretaría del Ministerio de Economía) a fijar la política hidrocarburífera. Para Aranguren, ese decreto del kirchnerismo era “inconstitucional”, y “atropellaba” los derechos de las provincias sobre sus recursos.

Fuente: Diario Clarín

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>