Irse de vacaciones sin equipaje

Los fines de semana y las fechas de cambio de quincena durante la temporada, la ruta 2 se convierte en un desfile de vehículos cuyo destino costero se adivina en la mayoría, por sus cargas y sobrecargas. Reposeras, tablas de surf o algún colchón atado en el techo para sumar huéspedes; cuatriciclos o motos de agua arrastrados en remolques, y perros inquietos en las faldas de sus dueños.

Quienes prefieran evitar esta tradicional escena de la familia veraneante tienen opciones para viajar livianos sin resignar comodidades durante la estada en la playa. Existen servicios de traslados y fletes terrestres que pueden aliviar a los que cargar el auto les resulte un fastidio. Las alternativas pueden auxiliar también a aquellos que no cuentan con los requisitos reglamentarios para circular por la ruta con tráileres o remolques.

Andreani relanzó esta temporada su campaña de verano “Viajá sin equipaje”, a través de la cual ofrece fletes a diferentes localidades de la costa atlántica, como por ejemplo Mar del Plata, Cariló, Necochea o Las Toninas. Los envíos posibles incluyen una variedad de artículos playeros, de tiempo libre y hogar, además de bolsos y valijas, que son los más enviados por este medio, detalla Matías Castrosin, gerente comercial del Interior, del Grupo Logístico Andreani.

“En temporada de verano los volúmenes de envíos a la costa crecen exponencialmente debido a que el consumo migra a esa zona”, explica. “Este servicio está pensado para solucionar los inconvenientes de quienes viajan en auto, micro o avión y desean ir más tranquilos; por tal motivo, todo lo que pueda transportarse en un automóvil podemos transportarlo en este operativo“, amplía Castrosin.

Valijas, cuatriciclos y olvidos viajan en fletes

2142213w280Según las tarifas publicadas en el sitio, por ejemplo, trasladar una valija desde la ciudad de Buenos Aires y alrededores puede costar, según su tamaño, entre 304 y 436 pesos. Esa cifra ronda también el envío de una cuna, una bicicleta o un televisor. Por unos pesos más puede enviarse una bolsa de palos de golf, aunque el precio por un carro asciende, como el de una tabla de surf, por encima de los 600 pesos.

Más económicos son los traslados de sombrillas y reposeras, que están por debajo de 200 pesos, pero los usuarios tendrán que evaluar en estos casos la conveniencia del servicio, ya que a veces puede resultar un precio similar o más costoso que comprar los artículos de playa en el lugar de las vacaciones.

Es usual que muchos opten por despachar sus motos, cuatriciclos y jets ski, en especial “quienes no cuentan con remolque para transportar estos rodados, o quienes no tienen las habilitaciones necesarias del vehículo o del remolque y con el carnet habilitante”, dice el gerente de Andreani. En esos casos, los valores dependen del tamaño y parten desde los $ 1600 las motos chicas (el mismo valor que los kayaks), 2900 pesos los cuatris de menor volumen, y alcanzan los $ 4702 las motos de agua, siempre que el punto de partida se encuentre en Buenos Aires.

En menor escala, Buscoyllevo.com también facilita la movilidad a la costa. Su servicio, describe Elsa Moracho, incluye cuatriciclos que se llevan en vehículos cerrados, por una tarifa que promedia los 3000 pesos -tras un incremento del 30% respecto de la temporada anterior- en el radio del Partido de la Costa y hasta Mar del Plata. Son el clásico de la temporada de verano. Pero lo que más se lleva, cuenta, son colchones, y hasta con sommier incluido. ”Manojos de llaves, llaves de autos y hasta un par de zapatos que una vedette había olvidado en Buenos Aires”, dice, también pueden transportarse puerta a puerta. Claro que los olvidos tienen su precio: el costo mínimo, sin importar peso o volumen, es de 800 pesos, aclara Moracho.

Los otros integrantes de la familia

Las mascotas son, para algunos, parte de la familia, y por lo tanto, parte del equipaje de los viajeros. Pets Travel Vips es una de las firmas encargadas de llevar animales -con o sin dueños- que tiene una agenda de viajes planificados para la temporada, no sólo desde Buenos Aires hacia los mencionados destinos de playa, sino también a diversas localidades bonaerenses, y a Rosario y Córdoba. Otros servicios pueden encontrarse en la plataforma uShip, donde empresas de transporte cotizan las demandas de envíos de los usuarios a cualquier parte del país.

También existen transportes que llevan a dueños y mascotas como pasajeros. Es como un ómnibus de larga distancia, pero pet friendly, en el cual, ambos pueden tener su asiento. Es el caso de Combitour, una empresa que despacha minibuses desde Buenos Aires que recorren de San Clemente a Villa Gesell, y de Santa Clara a Mar del Plata. Por ejemplo, a “la Feliz” o a Pinamar, el pasaje para el dueño cuesta 500 pesos (casi lo mismo que un coche semicama que sale desde Retiro), y se cobra otros $ 500 por la mascota. La excepción es para animales pequeños, que puedan viajar en el mismo asiento, y en ese caso paga la mitad del precio, precisa Cintia Castro, socia gerente de Combitour.

Fuente: Diario La Nación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>