Regresos por el final del cepo

Durante los últimos dos años, una porción del mercado automotor quedó apenas sobreviviendo con escasa demanda a causa de las modificaciones en el impuesto interno aplicadas en enero de 2014. Con el fin de dichas modificaciones y del cepo cambiario, muchos de esos modelos tienen un retorno asegurado en 2016.

A partir de 2014, la gama alta pasó a duplicar valores de un día para el otro y en la gama media-alta se generó un vacío entre diferentes versiones de un mismo modelo, con un salto abrupto de precio para llegar a variantes más equipadas incluidas en el primer escalón del impuesto. En la práctica quedaron fuera de competencia. Esto, sumado a los límites para importar vehículos por control en el acceso a divisas, llevó a que algunos modelos hayan dejado de llegar al país, o que lo hicieran a cuentagotas, en muchos casos sólo a pedido.

La nuevas modificaciones al impuesto interno que redujeron la alícuota, junto con las facilidades para importar autos, llevó a que las marcas estén planeando el regreso de autos que habían quedado corridos de la cancha. En algunos casos, la idea es reforzar modelos que no habían desaparecido del todo, ya sea con mayor stock o con nuevas versiones.

not_825899_01_204533Los más optimistas con el cambio de contexto son los importadores que vieron reducidas sus operaciones de manera drástica. BMW y Hyundai son dos ejemplos. La alemana volverá a traer el Serie 1 y el Serie 3 (ambos con face lift), así como las nuevas X1, X6 y X3 (esta última no se traía desde hace más de un año). La coreana, por su parte, anuncia el regreso de i30, Veloster, Genesis y Santa Fe. Y realizará los postergados lanzamientos de New Tucson, Creta y Grand Santa Fe.

Entre las marcas generalistas, algunas empezaron a discontinuar modelos del vértice de la oferta. Volkswagen, reanudará la comercialización de los SUV Tiguan y Touareg, del deportivo Scirocco y del familiar Sharan. Chevrolet tendrá en sus vidrieras nuevamente a los SUV de alta gama Captiva y TrailBlazer (derivado de la pick up S10), así como Toyota reforzará algunos modelos que tenía limitados, como el deportivo 86, el híbrido Prius, el SUV RAV4 o el sedán premium Camry.

Entre las francesas, Peugeot está trabajando para reforzar su gama con 3008 y 5008, mientras que Citroën piensa sumar versiones con nueva mecánica para el C4 Picasso y C4 Grand Picasso, además de aumentar el volumen en versiones Exclusive del C4 Lounge de producción nacional. En cuanto a DS, vendrá el nuevo DS4, ahora en dos versiones: berlina y crossback.

Fuente: Ámbito Financiero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>