Autos blindados: crece la demanda en vehículos de alta gama

Se protegen entre 500 y 600 vehículos de alta gama por año; tras dos años de importación cerrada, aumentan los pedidos para proteger a vehículos y ocupantes. Claves de este fenómeno en ascenso.

Colocación de láminas de kevlar en una de las puertas delanteras

“Empecé a blindar después del auge de secuestros de 2001″, dijo Alberto. Para este hombre, que prefiere mantener en reserva su apellido por cuestiones de prevención personal, todo gira en torno al blindaje: nunca compra un auto sin asegurarse antes de que el modelo se pueda blindar. Jura que se siente inseguro cada vez que sube a un auto sin blindaje. El suyo es un caso testigo de una tendencia que podría explotar este año. Compañías de blindaje proyectan, a partir de la rebaja del impuesto interno a los autos importados, un aumento en la cantidad de vehículos que se blindarán este año.

Existe una correlación entre el aumento de la venta de autos de alta gama y su blindaje. La expectativa de consultas por parte de personas que están reservando vehículos es mucho más alta a partir de diciembre. Lógicamente, el blindaje está asociado a la percepción de inseguridad, en especial para quienes usan autos de alto valor, que son blanco de intentos de secuestro, como los que se sucedieron el año pasado en la Autopista del Oeste, fundamentalmente.

Durante el último mes hubo un incremento de pedidos de blindaje de autos de alta gama OKM. En los últimos dos años estuvieron en falta por el cierre de la importación. Muchos de los autos que se blindaban eran usados o de producción nacional, por ejemplo, Toyota Corolla o camionetas Volkswagen Amarok y Toyota Hilux, ambas fabricadas en plantas bonaerenses”, explicó a LA NACION Juan Pablo Bozzo, gerente de la compañía de blindaje Bullet Proof SA.

Un mercado inmenso

El mercado latinoamericano es el más grande en vehículos blindados privados del mundo. Brasil encabeza el listado mundial de venta de autos blindados, con 120.000 autos y una producción anual de entre 10.000 y 12.000 autos, según datos de la Asociación Brasilera de Blindaje (Abrablim). Lo sigue México, con 3000 al año, según información de la Asociación Mexicana de Blindadores de Automotores (AMBA).

Los especialistas locales estiman que en la Argentina se blindan entre 500 y 600 autos por año, y hay aproximadamente 6000 registrados por el Registro Nacional de Armas (Renar), que debe extender un permiso para que las unidades puedan circular. Al igual que las armas de fuego, los autos blindados son material de uso controlado por parte del Estado; para obtener los permisos correspondientes sus propietarios no pueden tener antecedentes penales y además deben tener un medio de vida lícito y comprobable.

“El nivel de protección debe calcularse en función del tipo de delito y de las armas que suelen usar los delincuentes en el lugar donde se va a utilizar el auto”, dijo Marcelo Lewkowicz, director de blindajes Armoring. Explicó que el nivel de blindaje varía según el país de residencia. Por ejemplo, en Brasil el volumen de delitos es mayor que en la Argentina; sin embargo, de la estadística delictiva se desprende que, por el tipo de armas que los asaltantes suelen usar, el nivel 2 sería suficiente para una buena protección.

Fuente: Diario La Nación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>