Los autos del mañana se manejarán solos: lujo y confort en cuatro ruedas

Los que manejamos pasamos en promedio veintiséis minutos por día conduciendo. Algunos le dedican más de una hora y media. ¿Qué vamos a hacer con todo ese tiempo “recuperado” cuando los autos autónomos sean una realidad? Cada uno tendrá sus preferencias, pero la industria electrónica ya nos está preparando un cóctel de tecnología y confort, para consumir a gusto.

En el Congreso Mundial de Móviles –que terminó el jueves en Barcelona– muchos stands estuvieron dedicados a mostrar diversas tecnologías para estos autos, especialmente para su espacio interior. Por lo visto, los vehículos autónomos van a ofrecer dos opciones de manejo: la convencional –con el volante, palanca de cambios y más–, y la autónoma. El mismo conductor podrá cambiar entre una y otra, de acuerdo a las situaciones del tránsito o del clima.

Harman, proveedor estadounidense de equipamiento de autos, presentó en Barcelona un prototipo que, en su interior, se parece bastante al auto de los Supersónicos. Lo más llamativo es el movimiento que hace el volante cuando pasa del modo convencional al de conducción autónoma. Lentamente va dejando su posición y se coloca en un lugar que no estorba, dejando así más lugar para el conductor. El volante también puede ubicarse del lado derecho, por si el acompañante quiere tomar el mando del coche. No hay velocímetro ni otra indicación al frente. Todo aparece en una luminosa pantalla led. Más atrás, otra enorme pantalla ofrece opciones de entretenimiento. “Buscamos el contenido que puede necesitar una persona en el auto”, dice Christoph Reifenrath, director de marketing de Harman.

Volvo también mostró lo suyo. En su auto, el volante siempre queda en su lugar, pero cuando el auto pasa a modo autónomo lo que se corre para atrás es el asiento del conductor. Cuando esto sucede, surge una gran pantalla, que sirve para ver películas u otra información; y tiene la posibilidad de reclinarse. Casi como el Business de un avión. Volvo llegó a un acuerdo con la empresa sueca Ericsson, que le proveerá la conectividad.

Los autos autónomos avanzan a buen ritmo en todo el mundo. Volvo y Tesla ya están en fase de producción. Eva-Karin Kronbladh, de Volvo, dijo que uno de los principales impedimentos para el despegue de estos autos pasa por la legislación. El año que viene hará la primera prueba piloto en Suecia, con cientos de autos que circularán por una pequeña localidad. Y van a adaptar especialmente la legislación local, de modo que estos coches puedan circular en el período de prueba sin problemas.

Fuente: Diario Clarín

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>