Un cóctel explosivo: ventas que caen y dólar que sube

Si bien algunas marcas aumentarán los precios de los vehículos, los analistas estiman que, debido a la baja demanda,  no será suficiente para corregir los desfasajes ocasionados por el ajuste cambiario.

Un cóctel explosivo: ventas que caen y dólar que sube. Con este escenario trabajaron en las automotrices durante la semana pasada -y terminarán de hacerlo hoy- para definir las nuevas listas de precios de los OKM que comenzarán a regir a partir de mañana.

Habrá aumentos pero, en la mayoría de los casos, serán leves: entre el 1% y el 2%. Se sumarán al ajuste mayor de entre el 10% y el 15% que se aplicó entre diciembre y enero pasados para compensar la devaluación dispuesta tras la asunción del Gobierno de Mauricio Macri. Esos incrementos no fueron mayores porque el mercado estaba prácticamente paralizado por la incertidumbre económica. Enero fue el peor inicio de año desde 2006. Además, desde el Ministerio de Producción que comanda Francisco Cabrera se pidió a las terminales un gesto de colaboración.

El problema es que, cuando se liberó el cepo, el dólar tocó los $ 14 y en seguida comenzó a bajar. Esto trajo alivio a las empresas al ver que la devaluación era menor que lo esperado. Este sector es muy sensible a las variaciones del dólar y el traslado a los precios debe ser casi lineal. La mitad de los OKM que se venden en la Argentina son importados, y los de producción nacional tienen un 80% de autopartes compradas en el exterior.

Ahora, con el repunte de la divisa extranjera de las últimas semanas, que el viernes cerró por encima de los $ 15.60, todo se complica. Para que cierren los números tendrían que ajustar fuerte los precios de los autos, pero el mercado no podría asimilarlo. Febrero cierra hoy con ventas por debajo del mismo mes de 2015. Para este año ya pronostican operaciones por debajo de las 600.000 unidades, más cerca de los niveles de los 90. Por eso habrá aumentos pero no serán tan significativos. Es posible que alguna marca aplique un ajuste mayor (concretamente, una marca podría subirlos un 6%), pero es un caso especial porque esta empresa había aumentado por debajo del promedio en enero y, además, tiene lista de espera para sus modelos. Al contrario, en otros casos, pese a aumentar mañana los precios, lanzarán una agresiva política de incentivos. Los valores de lista subirán para no quedar tan rezagados pensando en tiempos mejores, pero a la vez habrá promociones para hacer caja.

La única esperanza es que cuando los asalariados en relación de dependencia comiencen a recibir la devolución de Ganancias por viajes y dólar “ahorro”, más los primeros ajustes de paritaria y el pago del medio aguinaldo, esa mayor liquidez se vuelque al consumo, aunque, con los incrementos de todo tipo que se están registrando, posiblemente la compra de un auto no sea la prioridad.

Fuente: Ámbito Financiero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>